Te dejamos las posturas perfectas para hacer el amor este 14 de Febrero

1 semana
1426 Visitas
Te dejamos las posturas perfectas para hacer el amor este 14 de Febrero

Hay veces en las que tu vida sexual pide a gritos un poco más de romanticismo. Y es que aunque cada vez veamos más juguetes eróticos y nuevas prácticas sexuales, hay muchas personas que simplemente prefieren ser clásica y eso no es sinónimo de ser aburrida en la cama.

Y es que no hay nada más sexy que mirar fijamente a los ojos de la otra persona y tomarse la relación sexual con más calma, ya que está demostrado que la conexión emocional con la pareja incrementa exponencialmente el número y la calidad de los orgasmos.

Dicho todo esto, nuestra misión ahora es mostrarte las posturas más románticas que hemos podido encontrar. ¡Ya es hora de reconciliarse con el romanticismo y el placer!

1.- El balancín

En esta postura el chico se sienta con las piernas cruzadas y se apoya con las dos manos atrás, mientras que ella se sienta encima. La velocidad y la profundidad de la penetración deben ser constantes y contenidas, aunque el ritmo debe ser más bien tranquilo. Con esta postura no sólo maximizarás el placer y conseguirás el mejor ángulo para llegar al punto G, sino que también tendrás contacto visual absoluto.

2.- La Milhoja

En esta postura el chico está tumbado y tú te pones encima de él haciendo pequeños movimientos. La Milhoja es parecida al Misionero, pero es más excitante porque con esta postura tú estás encima de él, y eres tú la que controlas el ritmo.

Podrás besarlo mientras que sus cuerpos se mueven al mismo tiempo. Prueba también a que ponga sus manos en tu trasero para facilitar tus movimientos y favorecer así el orgasmo conjunto.

4.- Nirvana

Puede que, después del Misionero, esta sea la postura más romántica de todo el Kamasutra. El Nirvana es una de las posturas favoritas de muchas parejas. Es fácil, íntima y ¡muy sexy! Todo lo que tienes que hacer es recostar tu espalda y dejar que él se tumbe sobre ti haciendo que rodee tu cuerpo con sus piernas. Pídele a tu chico que enrede sus dedos en tu pelo mientras lo besas. Esta postura también te permite jugar con su trasero y con su espalda. A veces las caricias más comunes son las más sexys.

5.- 90 grados

¿Quieres algo súper sexy? Esta postura promete llevarte directa al cielo. Para empezar necesitas una superficie alta para tumbarte en ella. Puede ser un mueble de cocina o una mesa de comedor. Tu chico estará de pie entre tus piernas, que se mantendrán flexionadas, y entrará poco a poco en ti. En esta postura tu punto G es el que sale ganando.

6.- La Amazona

Imagínate saltar encima de tu otra mitad después de una cena romántica. Lo primero que tienes que hacer es coger una silla y empujar a tu chico contra ella. Después salta encima de él y deja que entre dentro de ti. Ahora ya puedes empezar a moverte cual amazona encima de su caballo. Realiza movimientos circulares, y de arriba a abajo, mientras le besas por todo el cuerpo. Esta postura es buenísima para llegar al orgasmo. Además, el contacto con tu clítoris y con tu punto G maximizará tu placer, y el contacto visual, una vez más, será pleno.

7.- La sirena

Necesitarás un poco de equilibrio para esta postura, pero prometemos que el esfuerzo dará su recompensa. Hacer el amor sobre una silla siempre es muy agradable, pero si además te dejas caer bocabajo en ella, el placer será doble. Una vez estén haciéndolo sentados, deslízate para atrás. Puedes ayudarte de las manos para aminorar el peso de tu cuerpo. En esta posición el ángulo para acceder a tu vagina será perfecto.

8.- Los chicos a un lado

Esta es una postura de mucho contacto y muy apasionada. Para realizarla, túmbate bocabajo con la cabeza de lado y deja que tu chico ponga una de sus piernas entre las tuyas y la otra apoyada con la rodilla sobre una superficie plana. De esta manera sus manos quedarán libres para tocarte y acariciarte por todo el cuerpo. El sexo acompañado de masajes por la espalda o por la cabeza es mucho más romántico, ¡está comprobado! Dile que empiece con calma, con movimientos lentos y profundos y, de esta forma sentirás toda la fuerza de esta postura.

9.- La sumisión

Si a la mítica postura del perrito le añadimos algún cambio, el resultado puede ser extremadamente apasionante. Esta es una buena postura para ayudar a tu chico a alcanzar el clímax. Asegúrate de que el contacto visual previo a esta postura ha sido suficiente, porque así cuando llegues a la postura del perrito -modificada- la confianza y la intimidad será máxima.

10.- La flor de loto

Si quieres algo con un poco menos de contorsionismo, que sea más cómodo e intuitivo, entonces prueba con la Flor de Loto. En esta postura tu pareja se sentará en la postura de la flor de loto y tú te pondrás encima de él con las piernas rodeando su cuerpo. Con esta posición tendrás una dosis extra de estímulo en el clítoris, además de que podréis profundizar mucho más y durar todo el tiempo que queráis, ya que es una postura sumamente cómoda y estable.

Comentarios